¿Por qué utilizamos las alpargatas?

¿Por qué utilizamos las alpargatas?

Se cree que la alpargata tuvo su origen en la sandalia egipcia. Más adelante los romanos la adaptaron como zapatilla cubierta para proteger el pie, del sol y el calor.

En España es donde las alpargatas de mujer y de hombre alcanzarían su mayor penetración y fama. De hecho, el término alpargata procede el árabe “albargat”  y se estima que data de hace 4.000 años; algunos modelos antiguos se exponen en el museo arqueológico de Granada.

Su historia comienza en el campo. En este medio rural se utilizaban porque mantenía el pie protegido en suelos irregulares y pedregosos. La primera alpargata fue diseñada  de forma muy rudimentaria, con suela gruesa, transpirable y muy pesada.

El esparto es el material con el que se fabricaban (son fibras de origen vegetal obtenidas de distintas plantas silvestres) y que permitía combinar la flexibilidad y la resistencia, por lo que eran apreciadas por campesinos y agricultores.

Era sencillo fabricarlas, tenían un bajo coste por lo que eran además asequibles para la mayoría de la población.

En el siglo XVIII la industrialización se introdujo en la sociedad y las alpargatas, usadas fundamentalmente en ambientes rurales, empezaron a serlo  también en ambientes urbanos, asociándose a la época veraniega y llegando a considerarse uno de los calzados más versátiles, cómodos, resistentes y frescos para esta temporada.

En el año 1960, el diseñador de moda Yves Saint Laurent, presentó un modelo particular y rompedor para las fiestas de París:  alpargatas con tacón.

La alpargata se ha convertido en un “MUST HAVE” de la moda, tanto de hombre como mujer.  En La Pinta Moda, todos los años puedes encontrar nuestras alpargatas de moda y fabricadas, por supuesto, en España.

Más mensajes

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se comprueban antes de su publicación